lunes, 16 de octubre de 2006

Maravilloso Central Park

Hoy tiramos por lo cómodo y decidimos comprar un billete de 48 horas para un sightseeing, uno de esos autobuses para turistas de dos pisos. La verdad es que no es una mala opción, ya que por 50$ te puedes montar en cualquiera de los muchos autobuses que cubren todo Manhattan, Brooklyn y parte de Harlem, las veces que quieras durante dos días y a cualquier hora (hay también un tour nocturno), con el aliciente además de que un speaker te va explicando lo que vas viendo. Así, partiendo de Times Square, en un par de horas recorrimos Greenwich Village, SoHo, Little Italy, Chinatown, el distrito financiero, Battery Park, subimos por el East Village, vimos el edificio de las Naciones Unidas, el Rockefeller Center, el Radio City Music Hall y finalmente nos bajamos en Central Park, para adentrarnos a pie en el majestuoso "pulmón de Nueva York". De nuevo nos recorre la sensación de entrar en un decorado de una película de Woody Allen, pero esta vez acentúada por el increíble contraste que provoca este inmenso oasis en medio de la jungla de asfalto. Es asombroso como los neoyorquinos miman y conservan su mítico parque, y sobretodo lo mantienen a salvo de la especulación urbanística (ni me quiero imaginar lo que hubiese durado este valiosísimo terreno en Marbella).El largo paseo que nos hemos dado por el parque ha sido sin duda de lo mejor del viaje.

Después fuimos a recoger a Dani a la salida del trabajo y nos acercamos a la Quinta Avenida, donde visitamos "El Cubo", la espectacular tienda de Apple (aquí tenéis una fantástica foto panorámica tomada el día de su apertura). La verdad es que aún ahora me sorprendo al comprobar que mi VISA ha salido "ilesa" después de estar rodeado de los últimos y suculentos Macbooks, iPods (precisamente ese día presentaban el nuevo iPod nano rojo) y demás cachivaches tecno-fashion tan propios de la casa, aunque me temo que tras esta tentadora visita tarde o temprano terminaré mordiendo la dichosa manzanita.

Terminamos el día recorriendo Upper West Side (pasamos por la histórica Columbus Circle) para degustar el exquisito
sushi (y los lunes, además, barato) del restaurante Hi Life situado en la Avenida Amsterdan con la 83. No pudimos terminar mejor la noche, ya que cerca de allí se encuentra el Cafe Lalo donde Tom Hanks y Meg Ryan pelaron la pava en la edulcorada Tienes un e-mail. Así que nos tomamos un "cafelito cinéfilo" y nos fuimos a casa, no sin antes recoger con delicadeza algunos souvenirs y pequeños obsequios que había en unos cestitos a la salida del local (es decir, que cogimos caramelos y cajas de cerillas "a puñaos" y gritando aquello de "¡¡coge, coge, que tó esto es gratis !!")

Central Park: belleza por todos lados


Uno de los típicos alucinados que pululan por Nueva York (no, no es Badly Drawn Boy)


En la Apple Store: "¡Camarero, póngame un iPod con lo mismo que está escuchando esta moza!"


¿Meg Ryan? ¿Quién demonios es Meg Ryan?

2 comentarios:

fede dijo...

Eres un valiente, yo hubiera tenido que quemar la visa pa no pillarme el IPod nano Rojo de 8 Gb y 2 o 3 accesorios... Lo unico que me detiene realmente es que no tiene radio, increible fallo de apple, y no me vale el gadget ese externo...

carlotus dijo...

Fede, el caso es que corren rumores que para principios de año Apple va a sacar un nuevo iPod video, que es el que yo quiero, así que he preferido esperar.

No obstante, me huelo que el recién salido MacBook Pro Core 2 Dúo va a caer de un momento a otro...