martes, 5 de junio de 2007

Lo que ví (y lo que me perdí) del Territorios 2007

Los Mogwai captados por Antonio Bret (Flickr)

Vale, disfruté de los Mogwai (menos que en Málaga hace unos años, eso sí) y hasta me resultó interesante la experiencia fronteriza del japonés
Ryoji Ikeda, cuya obra podríamos titular sonidos estridentes de altísimas frecuencias superpuestos al salvapantallas "Campo de Estrellas" del Windows (si no me creéis, pulsad este enlace a YouTube: Fede y yo vimos a un tío bailando como poseso este "temazo rompepistas"). También escuché a lo lejos a los Violent Femmes, que me sonaron con un regusto así como a rockabilly rancio (con ese "menú", prefiero que salte el salvapantallas), y al comienzo de la única noche del festival a la que asistí me perdí la única canción que me interesa de los ochenteros Echo and the Bunnymen (sí, otra vez el pesadito del Donnie Darko por aquí):



La noche estuvo bien (sin pasarse), y al final tampoco me importaba mucho haberme perdido el día anterior a la pléyade de raperos sevillanos ofreciendo el mejor concierto de hip hop que se recuerda por estos lares (dicen que el Tote, flojo, la Mala, mejor, y los SFDK, en estado de gracia, motivados quizás por la presencia de su fan "number one" entre el público: Alfredo Sánchez Monteseirín, el alcalde raperín). Tampoco me rasgué las vestiduras por no ver las propuestas vanguardistas de Matt Elliot y Max Richter. Ahora bien, lo que sí me ha jod... dolido bastante es perderme esa misma noche a estos cuatro gabachos que se llaman Birdy Nam Nam y que hacen estas virguerías con los platos (es como una orquesta de samplers perfectamente sincronizados):




Creo que la única forma de compensar esta ocasión turntablista perdida es asistir este Miércoles (¡¡ sí, en Sevilla otra vez, y después de las elecciones !!) a la actuación del, para muchos, mejor DJ del mundo mundial: el gran Q-bert.

Q-Bert: Un filipino algo "cabreaíno"

Por cierto, lo de DJ Q-bert es en la terraza Emporio, que tiene anunciadas otras actuaciones para echarse a temblar, como Afrika Bambaata o Mase-o. Vamos, lo nunca visto por estos lares....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Tras ver esto yo también lamento enormemente no haber asistidoa los franceses. Gracias por el descubrimiento (once again)

fede dijo...

carlotus, ya se que no podías, pero aparte del orgasmo del muro de sonido que suele significar mogwai, te perdiste a unos Echo bastante sobrios y acertados y sobre todo sonando de maravilla. Aunque la gran sorpresa para mi fue Max Richter en formato de cuarteto de cuerdas y piano (+ bases electronicas) que ademas de sonar magnificamente su música encontró el mejor marco posible en la iglesia, con el recogimiento (excepto los típicos imbeciles riendose o hablando por los moviles) y acústica mas adecuadas. Luego la mulita y allmusic han confirmado mis sospechas, es un tipo absolutamente enmarcable en el minimalismo o la música contemporanea de Philip Glass, Steve Reich o Arvo Part, o incluso es posible hallar reminiscencias o coincidencias (son contemporaneos) a los mas "comerciales" en estos pagos Nyman o Mertens...

carlotus dijo...

Fede, los abajo firmantes queremos un BLOG tuyo ¡PERO YA!.

Es un pena que textos de esa calidad queden relegados al segundo plano que suponen los comentarios de este abandonado blog-cuchitril.

Por el bien de tu ego y del resto de la humanidad (aunque sobre todo por tu ego), ponte manos a la obra.