lunes, 25 de junio de 2007

Lo que sonaría ahora en mi iPod (si tuviese un iPod)

Con este estúpido titular paso a hablar de la música que estoy escuchando últimamente, objeto de conversación en algunos de los foros que frecuento. Como siempre, "hay de tó"; picoteo un poco de hip hop de allí y un poco de pop por allá, atravesando toda un amalgama de estilos, algunos de difícil categorización (en realidad no me gustan nada, pero con tal de parecer un snob hago lo que sea). El caso es que al final se trata de música. Y en mi opinión, de buena música (y una mierda: cuando nadie me ve me pongo los cascos y escucho sevillanas de Manolo Orta y a la que para mí es la mejor ¿y única? boy band española: los euroinvisibles D'Nasch).

Beirut: Gulag Orkestar

(una Velvet Underground balcanizada)


El tío enclenque y "alelao" de la foto de arriba es Zach Condon (ni en el nombre ha estao agraciao el pobrecico mío), un veinteañero de Nuevo Méjico que a los 18 se colgó la mochila a la espalda y se fue por Europa a conocer de primera mano las gentes que Kusturica retrata en sus películas y los sonidos con los que el músico Goran Bregovic (al que hemos visto tocar varias veces por Sevilla) las envuelve. Esta fascinación que el joven Condon (el "Condoncito", podríamos llamarlo, jeje) sentía por la cultura balcánica quedó reflejada a su vuelta del viaje iniciático en un primer disco donde, lejos de apropiarse de la etiqueta de "world music", confecciona desgarradoras piezas pop vestidas con ropajes gitanos (ukeleles, acordeones, trompetas, etc.). Aún me cuesta creerlo (¡si hasta algunas canciones parecen de esas de la Semana Santa, que no las soporto!), pero debo confesar que Beirut me tiene hechizado.


El-P: I'll sleep when you are dead

(Ea, ea, ea, el rapero se cabrea)



Para mí, el mejor disco de rap de lo que va de año lo firma este tío que más que rapear, escupe una mala leche en cada verso que cuesta no enfadarte tú también (él está cabreao con muchas cosas, casi todas relacionadas con su presidente Bush, pero tú te puedes mosquear con quien te plazca; con tu arcalde, por ejemplo). El caso es que si a priori echas un vistazo a las colaboraciones (Mars Volta, Trenz Reznor,Matt Sweeney... ¡Cat Power!) parece que te vas a encontrar con uno de esos discos mestizos hechos para venderse a los notanraperos, pero nada más lejos. Esto es hip hop de cabo a rabo (y añado; si Jaime Meline se apodase Eminem en lugar de El-P(roducto), el temazo The Overly Dramatic Truth sería el nuevo Stan)


Dinosaur Jr: Beyond
Del grunge hasta el infinito (y más allá)



J Mascis, a sus cuatenta y pico años, sigue pareciendo un friki adolescente. Su pelo largo y lacio, ahora más blanco que rubio, se mantiene tras más de veinte años de carrera como uno de los iconos del rock (me vienen a la cabeza otros sellos identificativos de guitarristas de aquella época, como el sombrero y peinado de Slash o las gafas "dobles" de Jim Martin). Pero lo más importante es que J Mascis sigue tocando como cuando era adolescente, haciendo los solos con la misma energía juvenil, componiendo como un enamorado primerizo. Este dinosaurio demuestra que sigue joven, fuerte, capaz incluso de inspirar otra revolución (vale, el grunge fue una revolución mediática, pero revolución al fin y al cabo)


Various: The World is Gone
Esto por lo visto de llama "dubstep"

O al menos eso dicen los señores de la Rock De Lux en su último número, donde dedican un reportaje a este nuevo estilo. El caso es que meten en el mismo saco-etiqueta a Burial, otro de los discos que más me ha sorprendido últimamente, de una belleza perturbadora. ¿Que qué clase de música es esta?. Pues yo lo definiría como una electrónica con ecos jamaicanos pasada por el filtro del trip-hop y (lo más llamativo al menos en el discazo de Various) unos bajos tremendos capaces de bombearte el ritmo por las venas. O, como diría mi Ale: está muy chuli.



Y para rellenar el iPod metería lo último de Busdriver (¡viva la escuela anticon, que nos llevan de excursión [sonora]!), Shellac (adrenalina post-hardcore madein Steve Albini), Birdy Nam Nam (ya hablé de ellos hace poco), 65daysofstatic (es sólo otra banda de post-rock, pero me gusta), Sylvain Chauveau (gracias, Dani F.), Max Richter (gracias, Fede), Maps (gracias, Rockdelú) y muchos más, como por ejemplo, el discazo de rock que estoy escuchando ahora mismo de The Thermals. Os pongo su vídeo de A Pilar of Salt:



Por cierto, podéis escuchar toda esta "morralla" (y más que iré añadiendo) pulsando el botoncito de la derecha (donde pone Last.fm). He renovado "radio carlotus" pasándome al fantástico servicio de Last.fm, el cual recomiendo a todos los amantes de la música (cuidado que engancha: entras en una dinámica de descubrimientos de nuevos grupos y canciones que tiende al infinito)


3 comentarios:

fede dijo...

carlotus, ya está todo en cola pero el de el-p no me aparece ni por el titulo del album, wraro, wraro...

Los del vidio me recuerda un poquillo el rollito Ash. Que tiempos aquellos de efervescencia juvenil, snif...

Por cierto, a ver cuando nos animamos y nos pillamos nuestros queridos iPods, porque el iPhone es que no me acaba de cuadrar y ya va siendo hora...

carlotus dijo...

Lo de El-P sí que es raro. Vale que por el nombre te salga hasta "El-Porrina de Badajoz", pero el título del disco no es muy común...

Estoy 100% de acuerdo contigo en lo de Ash (también me recordaron a los irlandeses) y en lo del iPhone (purito buzz de los reyes del marketing del momento)

fede dijo...

ergo, onde lo has pillado? No me respondas ahora... me lo añades al pedido "Donnie Darko's DVD" que ya nos pasamos Mr. D. and me a recogerlos y de paso nos jugamos un tenis en la wii...