jueves, 8 de junio de 2006

Trayendo el ruido: Música con botox

Si ayer hablaba del supuesto plagio de una banda histórica venida a menos (en lo creativo, se entiende, porque los directos de los Chili Peppers siguen siendo demoledores), hoy comento los retornos de otros "grandes" del rock que acaban de publicar unos discos-flashback que, en lo que a mí respecta, sólo han conseguido que desempolve las respectivas cimas creativas de estas bandas que marcaron una época. Además, como resultado de este revival, he sustituído la playlist del blog (ya era hora) que podéis encontrar a la derecha de la página, por si os apetece poneros nostálgicos (bueno, tampoco muy nostálgicos, que sólo retrocedemos a los noventa).

Aparte del Stadium Arcadium (mmm, psé, zzzz, nifú-nifá) de mis otrora adorados Red Hot Chili Peppers (que me ha hecho añorar aquel maravilloso Blood Sugar Sex Magic), he escuchado estos días lo nuevo de Pearl Jam y de Tool, que si bien tampoco es que aporten nada nuevo a sus respectivos géneros, sí que al menos optan por el más que digno camino del "autoplagio". Son como las alineaciones de Clemente (ya hablaremos de fútbol, ya...): no van a sorprendernos, pero tampoco nos engañan. Eddie Vedder y Maynard James Keenan son fieles a sí mismos, como lo era Julio Salinas. Aún así, he vuelto a escuchar estos días sus mejores discos noventeros: aquel Ten de Pearl Jam y el AEnima de Tool. Qué tiempos aquellos.

Y como parece que vuelve el grunge (qué mal me va a quedar a mí ahora,
como cabeza de familia, aquella moda "mugre"), los Smashing Pumpkins también están preparando disco, mientras los Alice in Chains vuelven a los escenarios. Igual que los míticos Guns N' Roses, aunque por lo visto el retorno de Axl "botox" Rose con unos amiguetes (Slash sigue con los Velvet Revólver) más bien parece una patética parodia de sí mismos (apetito por la autodestrucción, he leído en varios sitios, parafraseando su legendario disco debut). Y la verdad, para parodia ya dejaron su impronta los chanantes con su antológico "Testimonio" del líder de los gansan , que aquí se muestra en plena vorágine de "sex, drugs & rock and roll". Eso sí, no se olvida de firmar el albarán de la droga, jeje...

2 comentarios:

fede dijo...

Carlotus, querido, el nuevo de Pearl Jam es malo de cojones, se autoplagian a si mismos en sus peores momentos. El de RHCP se le pueden sacar 2 o 3 temas (vale es un doble disco) y el bajo de Flea siempre es apreciable (si, soy un bajista frustrado). El de Tool si me parece un poco mejor q los otros, sin llegar al AEnima claro. Lo de los Smashing y los Alice miedo me da, pero por los tumbos que han dado en los ultimos años me temo lo peor. En resumen, me sigo quedando con su producción los 90 que no estuvo nada mal...

PD: Ahora vendrá Mr. D. desde Africa a decirnos que solo tom Waits hizo algo bueno en los 90...

carlotus dijo...

OK, Fede, el último de Pearl Jam es malo malísimo, pero es que tampoco me había creado muchas expectativas, la verdad; de ahí que el "déjà vu" no haya sido tan negativo. En cambio, yo he sido muy "fans" de los RHCP (Blood Sugar Sex Magic es uno de esos discos que me marcaron)y desde entonces siempre les exigo más. Sí es cierto que hay alguna cosa aprovechable en Stadium Arcadium.