miércoles, 27 de junio de 2007

Y al final, el Wiicio entró en la casa

Estaba cantado. Tarde o temprano la "revolución" (así se llamaba el proyecto de Nintendo antes de adoptar el nombrecito definitivo de Wii) tenía que entrar por la puerta de mi casa. Y a decir verdad que lo ha hecho por la puerta grande, desplazando (de momento) a la tele y a otras consolas menos interactivas en la parrilla de entretenimiento infantil, y sin que (de momento también; cruzo los dedos) interfiera tampoco en otras actividades lúdicas recomendables para los niños (por favor, decir que la Wii es un sustituto del deporte es como decir que chatear potencia la socialización).

La cuestión es que la jodida Wii es una auténtica GO-ZA-DA. Mira que yo trabajo todos los días rodeado de "tecnología punta" (ejem, bueno, dejémoslo en "puntita") y que estas cosas no deberían sorprenderme, pero es que la precisión y la "usabilidad" del aparato son propios de la ciencia-ficción. Ahora me acuerdo de cuando mi padre nos veía a mi hermano y a mí jugar a los primerísimos FIFA y PES (antes ISS PRO) y se quedaba alucinado con el realismo conseguido. Ahora Ale maneja los mandos con una naturalidad asombrosa (aún le falta precisión, pero entiende la interfaz) mientras que a mí me ha costado cambiar el chip de "jugador pasivo".

Y no sólo se trata de los juegos (cuya posibilidad online habrá que explorar: ese es el futuro de los videojuegos). Aparte del elegante módulo (canal, en el argot wii) para ver y jugar con las fotos (y vídeos) digitales almacenados en tarjetas SD, incorpora lo que para mí tiene un potencial infinito: el navegador basado en Opera. Internet en el salón es ya lo que faltaba: posibilidad de disfrutar de contenidos multimedia (con mis vídeos de YouTube y mi radio de Last.fm, ¿quién quiere un AppleTV?), acceder a un repositorio ilimitado de juegos en Flash (páginas como wiicade o wiiplayable te los seleccionan y adaptan a tu Wii) e incluso leer mis feeds con una interfaz especial de Google Reader.

¿Mi deporte preferido de Wii Sports (incluído con la consola) y Wii Play (incluído con el mando adicional que compré)?: ver a los tres enanos flipar con el aparatejo (bueno, y a decir verdad al de tenis me gusta a mí mucho de jugarlo, también, ejem)

A Carlitos le gustaban tanto los muñequitos cabezones que les daba besitos

Este es mi "Mii", mi yo virtual en el mundo de Nintendo, diseñado por Silvia y los niños. Un poco de menos pelo, y clavao.




Ale boxeando, el primer esbozo de realidad virtual, que es como él jugará cuando tenga mi edad.

6 comentarios:

fede dijo...

La cagaste. Aunque es de poner de excusa a los enanos es lamentable de todo punto...

Yo aún me resisto y eso que ya la he probado. El único riesgo que tiene todo esto es que no sean capaces de seguir haciendo juegos que expriman todo el partido que da la interactividad de los mandos y al final se desinle el globo pasado el periodo inicial de euforia...

http://blog.abusemagazine.com/index.php/2007/06/13/wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii/

Anónimo dijo...

Weno, para mi la Wii es la consola de los no consolegas. El que nunca haya probado los videojuegos seguro que no puede resistirse a echarse una partidita...pero para los que llevamos en este mundo una eternidad...pues como que no atrae mucho. de todas formas: la Wii, 180 euros. el extra mando, 30 euros. el jueguito en cuestion, 20 euros....ver a estos tres pequenajos dandole ahi al mando, SEGURO QUE NO TIENE PRECIO!!!

dNY

Anónimo dijo...

por cierto, por si no os habiais dado cuenta: al loro con las andanzas de Carlos Rojas Jr. ahi al fondo de las fotos en plan "si si, tu juega con el mandito ese pero yo mientras te mango tos los juguetes....toma yaa!!!"

dNY

carlotus dijo...

DanNY, efectivamente esta consola no está orientada a los "hardcore gamers", sino que presenta una alternativa de entretenimiento doméstico, tan cercana a una Play como a un buen juego de mesa (la Wii estaría en medio). Tiene además ese factor de "juego social" que lo hace especialmente divertido para reuniones de amiguetes (por ejemplo, Marcos sigue machando su Play, y sólo se pone con la Wii cuando hay más gente para jugar).

Y otra cosa que hace Carlitos es golpear la raqueta de los mandos contra el suelo, a lo John McEnroe (menos mal que ese accesorio cuesta 7 leuros, no obstante he comprado una extensión de la garantía que me cubre cualquier tipo de Wiitástrofe imaginable).

MAG dijo...

Ejem ... cuanto tiempo sin vernos las car..lvas, Carlos!!! a ver si quedamos ... en tu casa, claro ... digo calvo. Me llevare la ropa de deporte jeje

Keko dijo...

Primo, a mi casa tb llego la Wii, menudo vicio, ya tengo 50 juegos y el chip puesto, mandame un mensaje al mail y te cuento.

Y desde ahora es la mejor consola que he probado, para juegos en primera persona tipo Call of duty o Medal of Honor es una autentica pasada, y para los de coches tb, por que el mando es el volante XD

Menudos vicios, lo que me faltaba, jaja